miércoles, 27 de enero de 2010

¿Cómo vivirá Sudáfrica el mundial?



El deporte aporta una rentabilidad emocional difícil de explicar para el que no la comparta. En ocasiones esa pasión no sólo afecta a los aficionados de un determinado equipo o deporte sino a todo un país. Fue lo que ocurrió hace quince años en Sudáfrica.

En 1995 el fin del aparheid todavía estaba reciente y apenas un año antes había alcanzado la presidencia por primera vez un negro: Nelson Mandela. Pero la desconfianza entre ambas comunidades todavía era importante. La selección de rugby había sido un reducto exclusivo de los blancos mientras los negros preferían interesarse por el fútbol. Pero Mandela logró implicar a la mayoría negra en el apoyo a un equipo donde todos eran blancos menos un jugador de color. Se trataba de lograr que blancos y negros pelearan por un objetivo común. El equipo sudafricano logró alzarse con el campeonato del mundo y en el estadio de Johannesburgo Mandela era ovacionado mientras el capitán de Sudáfrica alzaba la copa. A pesar de todas la violencia y odio acumulado en décadas, esa imagen mostró la reconciliación del país.

Ahora le toca albergar el mundial de fútbol. Su selección está formada por 22 jugadores de color y 4 blancos. ¿Se identificarán los blancos afrikaneers con su selección? ¿Se volverá a vivir ese espíritu de unión en un país que han abandonado 850.000 blancos desde el final del aparheid?

La selección de fútbol tiene muchas menos posibilidades de repetir el triunfo de aquella selección de rugby de 1995. Próximamente se estrenará una película basada en el libro de John Carling sobre el papel de aquel campeonato del mundo en la reconciliación de Sudáfrica. Esperemos que ayude a aquel espíritu vuelva a Sudáfrica. Al menos habrá otro Pienaar en el terreno de juego sólo que en vez de blanco como Francois del mundial de rugby será de color y se llamará Steven.

lunes, 25 de enero de 2010

Asistencia a los campos de fútbol europeos

Futebol finance postea una clasificación de las ligas con mayor nivel de asistencia. La encabeza con amplia diferencia la Bundesligaalemana caracterizada por los precios baratos en las entradas y control de los equipos por los aficionados. A continuación  se encuentran la Premier y la liga española. La competición inglesa tiene un problema con la capacidad de sus estadios ya que registra el mayor nivel de ocupación del continente. Todo lo contrario que la liga italiana que además de estar por debajo de esas tres competiciones, tiene un nivel de comunicación muy bajo.


Liga
País
Espectadores
Ocupación
1
1.Bundesliga
Alemania
42.833
89,9%
2
Premier League
Inglaterra
34.082
91,9%
3
La Liga
España
28.568
76,2%
4
Serie A
Italia
23.877
55,7%
5
Ligue 1
Francia
19.983
71,8%
6
Eredivisie
Holanda
19.251
88,4%
7
Championship
Inglaterra
18.114
69,2%
8
2.Bundesliga
Alemania
15.129
52,3%
9
Scottish PL
Escocia
15.000
70,4%
10
Jupiler Pro League
Bélgica
11.888
69,2%
11
Axpo Super League
Suiza
11.395
58,5%
12
Liga Sagres
Portugal
10.141
45,3%
13
League One
Inglaterra
9.073
56,0%
14
Bundesliga
Austria
8.443
49,6%
15
Superligaen
Dinamarca
8.410
51,7%


martes, 19 de enero de 2010

Euros y balones responde

De vez en cuando me llegan diferentes preguntas y consultas a mi dirección de correo: luiscarlos.blog@gmail.com. Recientemente me han llegado tres preguntas cuya respuesta quiero compartir con todos:

José de Lorca pregunta si un equipo evita el pago de su deuda si se acoge a la ley concursal. Aunque pueda resultar sorprendente la respuesta es que sí. El concurso de acreedores es un procedimiento que se inicia cuando una empresa no puede hacer frente al pago de sus deudas. A partir de ese momento queda bajo la tutela de un juzgado de lo mercantil y se inicia un proceso que tiene por objetivo mantener la superveniencia de la empresa aunque para ello los acreedores deban renunciar a parte de las cantidades adeudadas. Eso no significa que el concurso sea perjudicial para los acreedores sino que la situación existente en la empresa es tal que en caso de no llevarse a cabo el concurso las pérdidas para los acreedores serían aún mayores.

Jorge de Oviedo pregunta si existe una retribución mínima para los futbolistas. El fútbol profesional en España dispone de un convenio colectivo firmado por la patronal Liga de Fútbol Profesional, que agrupa a los equipos de primera y segunda división, y la Asociación de Futbolistas Españoles. En él se estipula que la retribución mínima en la temporada 2009/10 de un futbolista de Primera División asciende a 110.000€ y para uno de Segunda División A a 55.000€.

Juan de Vigo pregunta si los límites económicos de un club vienen necesariamente establecidos por su tamaño de mercado (entendiendo como su entorno local/regional). En realidad no sólo están limitados por ese entorno local y regional sino también por el tamaño de su liga nacional. Glasgow o Amsterdan tienen tamaño para albergar equipos más importantes pero sus ligas nacionales son pequeñas.

También pregunta por la posibilidad de obtener beneficios invirtiendo en un equipo de fútbol. Hace tiempo varios equipos ingleses mostraron la posibilidad de ser un negocio rentable. Pero los beneficios atrajeron a inversores que se endeudaron para comprar esos equipos y ahora soportan unos gastos financieros equivalentes a los equipos que se endeudan para comprar jugadores. El sistema de franquicias norteamericano es diferente porque no solo trae consigo límites salariales para los jugadores sino también límites de endeudamiento para los equipos.

martes, 5 de enero de 2010

El tope salarial en la NBA


Marc Garrigasait de Investorsconundrum nos muestra en un post los jugadores de la NBA que más cobran y los equipos que más gastan en salarios. Los datos completos los encontraréis en su post pero adelantaros que los jugadores que más cobran son McGrady (Houston), Bryant (Lakers) y O'Neal (Miami) cuyo sueldo ronda los 23 millones de dólares. Los equipos que más gastan son los Lakers (91 millones de dólares), Mavs (87) y Jazz (85).

Le llama la atención a Marc que a pesar de que los ingresos de los equipos bajen, los sueldos de los jugadores siguen incrementándose. Realmente no es así. Cada mes de julio la NBA establece la previsión de Ingresos de la Liga para la temporada siguiente y realiza los ajustes necesarios para contrarrestar posibles desfases entre las previsiones y los datos reales de la temporada anterior. Para esta temporada 2009-2010 se han previsto unos ingresos inferiores en un millón de dólares a la anterior.

El sistema establece que los jugadores cobren el 57% de los ingresos que obtenga la liga. Como se trata de un dato de previsión, el 9% de los salarios de los jugadores se encuentran retenidos hasta comprobar los datos reales. Si al final los ingresos reales son menores a los previstos, el dinero pasa a manos de los equipos. Si ocurre lo contrario, se entrega el dinero a los jugadores.

En la temporada 2008-2009 los ingresos de la NBA fueron un 2,5% superiores a los del año anterior. Por el contrario los salarios se incrementaron un 4,5% y superaron en 219 miles de millones de dólares al tope fijado. Como la cantidad retenida a los jugadores ascendía a 194 miles de millones, la totalidad de ese importe fue devuelto a los equipos. Algo que no se había producido en los tres años anteriores cuando los jugadores recuperaron al menos parte del dinero retenido.

Además aquellos equipos que gastan más del 61% de una determinada cantidad (sus ingresos previstos menos el beneficio previsto y ajustando posibles variaciones entre las previsiones y los datos reales del año anterior) son penalizados por la NBA haciéndoles abonar una determinada multa a la liga. Esos equipos fueron el año pasado los Knicks (23 millones de dólares), Mavs (23), Cavs (13), Celtics (8), Lakers (7), Blazers (5) y los Suns (4 millones).

Se tratan todas las medidas de asegurar una correcta gestión económica de los equipos y evitar excesivos gastos que pongan en peligro su viabilidad. Una ortodoxia desconocida en el fútbol español.

Pero el sistema salarial de la NBA es extremadamente complejo. Mientras en otras ligas se establece mediante reglas simples y fijas como en el caso de la NFL que lo fija en el 59,5% de los ingresos, la NBA abre la puerta a numerosas excepciones: la denominada Larry Bird, el temprano Bird, las no Bird, la del nivel medio, la bianual, rookie, mínimo, del jugador traspasado o del inhabilitado. En este enlace podéis encontrar un detalle de todas ellas.

¿Por qué esa “debilidad” de la NBA frete a otras ligas a la hora de limitar los salarios? En un post de The Wages of Wins Journal advierten de la oferta de jugadores de baloncesto es más escasa que en otros deportes ya que para lograr ser profesional no sólo te tiene que gustar y entrenar sino que además tienes que ser alto. Una limitación que facilita el poder negociador del colectivo de jugadores.

Más información sobre el tope salarial de la NBA: www.cbafaq.com
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...