lunes, 17 de febrero de 2014

La década pérdida para las finanzas del fútbol español

La primera década del 2000 comenzó con las mayores tasas de crecimiento económico que hizo crecer la mayoría de sectores del país antes de la caída abrupta a partir de mediados de 2008. También el fútbol vivió un crecimiento sin precedentes y los ingresos de los equipos de la Primera División aumentaron un 151%. Pero este crecimiento no ha supuesto un fortalecimiento de nuestro fútbol que ha visto como su situación ha empeorado dramáticamente (ver post ¿Cómo de mal está el fútbol español?

La causa es la misma que la de muchos otros sectores en nuestro país: el endeudamiento. En el siguiente gráfico se puede apreciar  como el incremento de la deuda hace palidecer el crecimiento de los ingresos. ¡En una década el fútbol español debe 257% más dinero!
Se ha criticado, con razón, las elevadas cantidades que el fútbol español debe al erario público, como por ejemplo a Hacienda y Seguridad Social (ver post ¿Acabará con las deudas con Hacienda el protocolo firmado por el gobierno y los equipos de fútbol?). Al final de la temporada 2011 los equipos de Primera División debían 482 millones de euros, un 435% más que cuando comenzó la década. Este crecimiento fue mayor de lo que creció la deuda de los equipos con agentes privados que fue del 240%. 

Pero aún así, el peso de la deuda pública es de apenas el 13% del total de deudas del fútbol español. Y ese porcentaje creció en mayor medida en los últimos dos años cuando en plena crisis económica los agentes privados dejaron de estar dispuestos a financiar la deuda del fútbol. De esta manera el sector privado redujo la cantidad prestada a los equipos del fútbol y como estos no podían atender esas cantidades, la única salida para mantener la deuda viva fue recurrir a la administración pública. 

El principal ingreso de los equipos de fútbol proviene de la venta de derechos de la televisión que se incrementaron un 232% en la década aunque desigualmente repartido (ver post El desigual reparto de los derechos de televisión). Este espectacular crecimiento no supuso que aumentara su importancia en la facturación de los equipos ya que la mayor subido se produjo en los ingresos por publicidad (ver post Los patrocinios con más impacto de la liga española) que se dispararon un 393% haciendo que pasaran a suponer un 24% del total de ingresos. 

El fracaso del fútbol español en gestionar sus finanzas en la pasada década no solo se comprueba en un crecimiento insostenible de su deuda sino en las continuas pérdidas registradas. Los equipos de Primera División han perdido 599 millones de euros en una década donde lograron los mayores ingresos de su historia.

La historia del fracaso proviene del viejo dicho de vender la piel del oso antes de cazarlo. Si los equipos vieron como sus ingresos se incrementaron un 151%, lo que hicieron fue en incurrir en gastos de personal mayores en un 166% que al empezar la década.  Ya dice otro viejo dicho que no es más rico el que más tiene sino el que más gasta. 

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...