miércoles, 5 de octubre de 2016

Fútbol y bolsa: Spain is different

Hace unas semanas, Bolsamanía me realizó algunas preguntas sobre el papel de los equipos de fútbol en los mercados de valores. Uno de los aspectos más llamativos que es el hecho de que ningún equipo español ha cotizado nunca en bolsa. Por el contrario equipos de Portugal, Francia, Italia, Alemania, Holanda, Inglaterra, Escocia, Dinamarca, Holanda, Polonia, Suecia o Turquía ya cotizan en bolsa. Es cierto que el número de equipos cotizados se ha reducido en los últimos años. En los 90 casi todos los equipos ingleses cotizaban en bolsa pero la abandonaron en los 2000. Ese fue el caso del Manchester United que lo abandonó en 2005 pero que ha vuelto en el 2012. 


Aún así sorprende que nunca en España llegaran a cotizar. Probablemente el oscurantismo y la corrupción del fútbol patrio puede ser la principal explicación. Las obligaciones de transparencia son muy elevadas en la bolsa y hubiera sido más difícil que se hubieran producido irregularidades como las del Betis (ver post Betis: cuando el accionista mayoritario es un problema) o el Deportivo (ver post El lado oscuro de la gestión del Deportivo). 

Realmente se debería haber obligado a cotizar en bolsa a los equipos que atrajeron a miles de pequeños acciones en su conversión a SAD (ver post El número de accionistas de las SAD). Esos pequeños accionistas quedaron totalmente desprotegidos cuando invirtieron sus ahorros en unos equipos que no cotizaban y no pudieron beneficiarse de la protección que ofrece, por ejemplo, la CNMV (ver post ¿Quién protege al accionista del fútbol?). 

Se da la paradoja de que cuando se piensa en el fútbol español cotizando en bolsa se suele referirse al Real Madrid y al FC Barcelona, precisamente los equipos que no pueden cotizar al no ser sociedades anónimas. Pero en Europa existen equipos de todos los tamaños que cotizan en bolsa, desde grandes equipos como Juve o Borussia hasta pequeños como el macedonio Teteks o el danés Aalborg.

Si vemos lo que ha ocurrido este año en Portugal o Turquía, la mayor rentabilidad ha venido de los pequeños equipos. El Braga (SCB) logró una revalorización del 90% frente a los equipos más potentes que también cotizan: Oporto, Benfica y Sporting. (ver post Las sociedades mixtas del fútbol portugués). 




La inversión más rentable en Turquía fueron las acciones del Besiktas pero la rentabilidad del modesto Trabzonspor fue también excepcional y sus accionistas vieron duplicar el valor de su inversión. 

Las diferencias entre las rentabilidades de equipos son enormes. Por ejemplo los inversores italianos que apostaron por la Juve obtuvieron una ganancia del 23% frente a las pérdidas de los dos equipos romanos. 

Esas diferencias también se producen entre equipos de distintos países. Mientras los accionistas del Borussia de Dortmund (ver post Los dueños de la Bundesliga) han visto subir su inversión un 22%, los del Celtic de Glasgow han sufrido una pérdida del 16%. Menos variaciones han sufrido los accionistas del Ajax (-9,5%) y los del Manchester United (-2%).



El artículo completo de Bolsamanía se puede encontrar en este enlace: www.bolsamania.com/noticias/deportes/no-es-pais-para-clubes-de-futbol-en-bolsa--1703590.html
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...