miércoles, 28 de marzo de 2012

La receta de la Bundesliga: más aficionados, menos deudas y más beneficios


La liga alemana está acaparando cada día más protagonismo y alzándose como referencia en medio de un fútbol lleno de problemas económicos en el resto del continente. Si en el ámbito político Angela Merkel adoctrina al resto de países europeos arropada por el bajo índice de desempleo alemán, Rummenigge repite una y otra vez las bondades del fútbol alemán frente a los desastres económicos de Inglaterra, España e Italia.

El éxito del fútbol alemán se basa en un sistema donde los aficionados son parte central. Si en el resto de países los equipos están en manos de pocas manos (ver post Los dueños de la Premier League), la mayoría de equipos de Alemania están en manos de aficionados estén constituidos como clubes o como empresas (ver post Los dueños de la Bundesliga).

Y los aficionados no solo están en el capital de los equipos sino también en los estadios. Mientras en el resto de Europa los equipos miman a las televisiones e incomodan al aficionado que acude a sus estadios, Alemania tiene una enorme preocupación en atraer aficionados que hace que sea la liga europea que más espectadores.
Y no solo en términos absolutos, también es la liga que en mayor porcentaje llena las gradas de sus estadios:
 En España estamos ya acostumbrados a las continuas noticias sobres las enormes deudas de los equipos de fútbol, pero eso no es algo consustancial al deporte rey. En el siguiente gráfico del último informe de la UEFA podemos apreciar como Inglaterra y España acaparan la mayor parte de la deuda del fútbol europeo. Los equipos alemanes apenas están endeudas a pesar de mantener un nivel competitivo que la colocan en la tercera posición por coeficiente UEFA por delante de la liga italiana y la portuguesa que están más endeudas.

Otra idea recurrente es que los equipos de fútbol no pueden ganar dinero porque gastan todos sus recursos en tratar de lograr triunfos deportivos. De nuevo la Bundesliga muestra que es una idea falsa. Los equipos alemanes lograron la pasada temporada más de 52 millones de euros  de beneficios. Y no fue un hecho aislado, excepto la temporada 2009/10, la Bundesliga también logró beneficios en las temporadas anteriores.  

domingo, 18 de marzo de 2012

¿Será la Fómula 1 un buen negocio para Antena 3?


Este fin de semana comenzó un nueva temporada de Fórmula 1. La principal novedad es que ya no es retransmitida por La Sexta sino por Antena 3. Se trata de un movimiento arriesgado dado que ha adquirido los derechos por el mismo precio que pagó La Sexta, un precio que Telecinco consideró imposible de rentabilizar.

Se le puede criticar muchas cosas a  Telecinco, menos su olfato para los negocios. Cuando nadie quería los derechos sobre la Fórmula 1 los compró a un precio regalado obteniendo una elevadísima rentabilidad gracias a que los éxitos de Fernando Alonso acaparan una enorme audiencia en un deporte anteriormente minoritario.

Los derechos de retransmisión de la temporada 2009 son adquiridos por Mediapro a un precio que Telecinco considera imposible de rentabilizar. Y así fue. En parte porque se produjo una fuerte reducción de la audiencia, casi una tercera parte menos. En 2010 los datos de audiencia mejoraron gracias a que Fernando Alonso estuvo disputando el campeonato hasta el final, alcanzado el segundo puesto con las mismas victorias en grandes premios que el campeón Sebastián Vettel.

En el gráfico presentado a continuación se puede apreciar la evolución de las audiencias de la Fórmula 1 en nuestro país en los últimos años. “Share” es el número de personas que están viendo un programa de televisión sobre el número total de personas que en ese momento tiene el televisor encendido. El “rating” es ese mismo número de personas que están viendo el programa pero divido entre todos las personas que tienen televisión. Podemos apreciar que a pesar de la fenomenal temporada de Alonso, laSexta mejoró los registros del año anterior pero quedó muy lejos de las audiencias de años anteriores.

Como podemos ver, existe una fuerte relación entre las actuaciones del piloto asturiano y el nivel de audiencias logrado. Por esa razón en 2011 vuelve a descender la audiencia debido a que Alonso no lucha por alcanzar el campeonato y se tiene que conformar con un cuarto puesto en la clasificación final. Dado el pobre resultado alcanzado por Fernando Alonso en este primera carrera en Australia, los directivos de Antena 3 deberían de estar muy preocupados por la dificultad que van a tener para rentabilizar la compra de los derechos de retransmisión de esta temporada.

Y es que como se puede comprobar en el siguiente gráfico, la Fórmula 1 está lejos de atraer grandes audiencias actualmente. Esta competición obtiene altos shares porque en el momento que se retransmite existen menos personas viendo la televisión que en otros horarios. Si nos fijamos en el rating, que nos muestra la audiencia respecto al total de televidentes potenciales, podemos comprobar que no solo se encuentra lejos de los registros alcanzados por el fútbol, con la Champions League y los partidos de clasificación para la Eurocopa, sino también se ve superada por Roland Garros y el Tour de Francia. 
 
Lo que sí es la Fórmula 1 es un estupendo escaparate para las marcas. Según un estudio de la consultora Sport+mark, el impacto mediático global alcanzado por las principales marcas de la Fórmula 1 (Red Bull, LG, Pirelli y Vodafone) es muy superior al logrado en el resto de competiciones del motor. Aunque como siempre cada caso es particular y no todos los patrocinadores obtienen la misma rentabilidad (ver post Los patrocinadores de la Fórmula 1 que más gastan y los que gastan con más eficiencia). En este caso llama la atención los pobres resultados del Mundial de Rallies  (WRC) que incluso es superado por el impacto logrado por el Campeonato Alemán de Turismos (DTM)

miércoles, 14 de marzo de 2012

Actualidad económico deportiva de Enero y Febrero 2012


Cada dos meses repasamos la actualidad económico deportiva a través de tweets publicados en Twitter y los enlaces de Facebook. Estas son las principales noticias de los pasados meses de enero y febrero:

miércoles, 7 de marzo de 2012

Accionariado Popular Ciudad de Murcia: una lección aprendida


El Ciudad de Murcia es uno de los equipos más curiosos de España. Nació en 1999 como proyecto personal de Enrique Pina, un representante de jugadores que vio la oportunidad que suponía contar con un equipo en el que podía “mostrar” a sus jugadores para posteriormente venderlos a mejor precio. Una táctica que en estos momentos se ha popularizado con la existencia de varios equipos que llegan a acuerdos con representantes para servir de escaparate de jugadores con el objetivo de su posterior venta.

Partiendo de territorial preferente, el equipo logró alcanzar la 2ª B dos años después. Y en otros dos alcanza la 2ª división y se convierte en 2003 en sociedad anónima deportiva controlada por el propio Enrique Pina. Tras cuatro temporadas en segunda división se produce un hecho insólito en la historia del fútbol español que mereció un post en Euros y Balones en agosto de 2007: El pelotazo del Ciudad de Murcia. Enrique Pina vendía el Ciudad de Murcia por 20 millones de euros a un empresario granadino que se lo llevó a tierras andaluzas y le cambió de nombre, se pasó a llamar Granada 74. Al más puro estilo de los cambios de sede de la NBA. La experiencia fue desastrosa y el Granada 74 desaparecía apenas un año después (post Rocambolesco Granada 74).

Al quedarse sin equipo, los aficionados del Ciudad de Murcia se movilizan y crean el Club Atlético Ciudad a partir de un equipo de Motril (ver post Ciudad de Murcia resucitado). Pero siguen con el esquema anterior sustituyendo a Enrique Pina por Evadasto Lafuente como benefactor del equipo cayendo en el denominado sindrome Abramovich. Y el resultado fue también el mismo, el equipo desaparició por su mala situación económica. Porque primero cuando uno es un capricho de un millonario corre el riesgo de desaparecer cuando el capricho desaparece y segunda nadie da duros a cuatro pesetas. Este efecto del síndrome Abramovich, creer que unos reyes magos van a poner dinero para que tú disfrutes de tu equipo para después darse cuenta que su equipo queda destrozado económicamente, se ha extendido en todo el mundo:  Brasil, Escocia, Holanda, Italia o las enormes pérdidas en Inglaterra. En España hay están los casos del Betis, Atlético Madrid, Real Sociedad,  Mallorca, Valencia CF, Racing de Santander o Getafe Incluso el propio Abramovich ha reconocido que se ha cansado de poner dinero en el Chelsea.

Ante su segunda desaparición, los aficionados del Ciudad de Murcia aprendieron la lección y decidieron que su equipo pasase a ser propiedad de sus aficionados creando el CAP Ciudad de Murcia (Club de Accionariado Popular) donde cada aficionado tiene una acción y un voto. De esa manera el futuro de su equipo estaría siempre en manos de los propios aficionados y de nadie más. Cada acción cuesta 500€ y se paga en plazos semestrales durante 5 años.

Este movimiento revindicativo de un fútbol propiedad de los aficionados tuvo un hito en la resistencia de los aficionados del Manchester United a la toma de control de la familia norteamericana Glazer del equipo (post Asalto al Machester United). Ante la derrota y posterior control norteamericano del equipo, algunos aficionados decidieron crear un equipo, el FC United, desde las categorías más modestas del fútbol inglés para no perder más el control. Una alternativa que también eligieron los aficionados que crearon el AFC Liverpool y el AFC Wimbledon.

No se trata de la primera iniciativa en nuestro país. En 2007 un grupo de seguidores colchoneros, desilusionados por lo que se había convertido el club de sus amores, fundaron un club que encarna lo que siempre había sido el Atleti, un club de sus socios en el que los aficionados rigen la entidad: el Atlético Club de Socios. El equipo milita en la segunda regional y tiene secciones de fútbol 7, rugby masculino y rugby femenino.

Todos tienen el objetivo de llegar a ser como los Green Bay Packers, un equipo de fútbol americano que es propiedad de miles de aficionados compitiendo en una liga donde los equipos están controlados por unos pocos propietarios. En nuestro país hay proyectos que se han materializado como el Real Unión de Irún aunque sin alcanzar la máxima categoría. Se trata de una solución mixta porque ni los clubes ni las SAD son la solución
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...