martes, 26 de abril de 2011

Arsenal: los gentleman abandonan la Premier

El Arsenal ha sido el último equipo en verse en manos de los nuevos ricos del fútbol inglés. Tradicionalmente los equipos de fútbol eran propiedad de las fuerzas vivas de la localidad que asumían el desembolso como parte de las responsabilidades sociales de su posición. Desembolsaban el capital pero el equipo debía ser autosuficiente y no se planteaban realizar continuas donaciones, se trataba de lograr el glory and profit de la reglamentación victoriana.

En el caso del Arsenal, sus propietarios a principios del siglo XX fueron Sir Bracewell Smith y Sir Samuel Hill-Wood. Ambos se hicieron con las acciones del equipo londinense cuando el anterior propietario tuvo que vender sus acciones cuando la Football Association censuró alguno de sus gastos y consideró que no era apropiado para gestionar el equipo. En aquella época las acciones de un equipo de fútbol no se consideraban que tuvieran valor alguno ya que no repartían dividendos y se consideraba más como un acto de filantropía para proporcionar entretenimiento a los obreros del norte de Londres.

Los dos propietarios del Arsenal compartían biografía. Ambos eran hombres de negocios, diputados en el parlamento por el partido conservador y les fue concedido un título de nobleza. El propotipo de caballeros ingleses que se implicaban en un equipo de fútbol como parte de sus responsabilidades sociales. A su muerte sus descendientes permanecieron controlando el equipo. Pero la tercera generación comenzó a vender diferentes paquetes de acciones a directivos del equipo, inversores y a la cadena inglesa de televisión Granada. Comenzó entonces una puja por hacerse con el equipo entre una sociedad formada por el ruso Usmanov y el iraní Moshiri contra Kroenke Sport Management. Esta última sociedad es la que finalmente se ha tomado el control de la mayoría del capital del equipo londinense. Es propiedad del inversor norteamericano Stan Kroenke y posee el equipo de la NFL Sant Louis Rams, los Denver Nuggets de la NBA, Colorado Avalanche de la liga de hockey sobre hielo NHL, el equipo de lacrosse Colorado Mammoth y los Colorado Rapids de la liga de fútbol soccer MLS.

Se suma así el Arsenal a la larga lista de equipos controlados por inversores norteamericanos. Cinco de ellos en la Premier: Manchester United (Malcolm Glazer), Liverpool (John W Henry), Aston Villa (Randy Lerner) y Sunderland (Ellis Short). Y otro recientemente en la Serie A Italiana: la AS Roma de Thomas DiBenedetto. A pesar del éxito económico de las ligas profesionales norteamericanas, su gestión en Europa arroja más sombras que luces. El Manchester United del experimentado Glazer pierde tanto dinero como el Chelsea del manirroto Abramovich: Manchester United y Chelsea, dos formas diferentes de perder un montón de dinero.

Más en Euros y Balones:

sábado, 23 de abril de 2011

Getafe CF Team Dubai, otro equipo “árabe” en el fútbol europeo

El Manchester City fue el primer equipo en caer en manos árabes. En Inglaterra están acostumbrados a las inversiones foráneas pero el volumen de dinero gastado en fichajes no se recordaba en la Premier desde los primeros tiempos de Abramovich en el Chelsea. El dueño del equipo inglés es Mansour bin Zayed bin Sultan Al Nahyan, hermano del Emir de Abu Dhabi, uno de los emiratos integrado en los Emiratos Árabes Unidos.

A finales de la temporada pasada, fue el Málaga CF quien pasó a manos de otro árabe de sangre azul: Abdullah Bin-Nasser Al-Thani. Se trata de un jeque del pequeño pero rico país del Golfo Pérsico llamado Catar. Es primo tercero del actual Emir de dicho país.

Y esta misma ha desembarcado el tercer jeque en el fútbol europeo con la venta del Getafe CF que pasa a manos de Mohammed bin Rashid Al Maktoum. Se trata del Emir de Dubai, otro de los emiratos integrados en los Emiratos Árabes Unidos.

 (Actualización)
La compra del Getafe se está convirtiendo en un culebrón. Primero fue el ridículo de Ángel Torres negando una venta que tuvo que terminar por reconocer. Decir que lo hace para que entre dinero en el equipo es risible cuando el primer sitio donde ha entrado dinero ha sido en los bolsillos de Ángel Torres.


Ahora son las dudas sobre la verdadera identidad del comprador. En un principio parecía ser un fondo de inversión Royal Emirates ligado al Emir de Dubai, Mohammed bin Rashid Al Maktoum, pero las dudas crecen ya que apenas hay información de sus inversiones. Quien aparece al frente del fondo es el jóven Butti bin Suhail Al Maktoum, cuyo apellido parece mostrar que tiene una relación familiar con el Emir y así debe ser ya que recibe el tratamiento de excelencia. Pero no se encuentra ningún detalle sobre sus inversiones y su actuación hasta ahora.

Esperemos que no sea un fiasco similar a Ali Syend , reciente comprador del Racing de Santander. Con o sin dueños foráneos, parece que la transparencia sigue siendo la asignatura pendiente del fútbol español.
 (Fin de Actualización)

Los aficionados del Getafe no han caído en el Síndrome Abramovich y se han mostrado críticos con la venta del equipo. La experiencia del cambio de nombre y traslado del Ciudad de Murcia para convertirlo en el Granada 74 puede ser mal augurio.

Los dueños del Manchester City y del Getafe proceden del mismo país, Emiratos Árabes Unidos, que en realidad es una federación integrada por siete emiratos: Abu Dhabi, Ajmán, Dubái, Fujaira, Ras el Jaima, Sarja y Um el Kaiwain. Abu Dhabi, del que procede el dueño del City es el emirato de mayor tamaño y con mayores reservas de petróleo. Por el contrario Dubai, término que ahora incorporará el equipo de Getafe, sólo obtiene el 6% de ingresos del petróleo. En la actualidad es un importante centro financiero y destino turístico. Se trata del emirato que más ha diversificado su actividad económica atrayendo importantes inversiones en parques empresariales y en el mayor puerto de Oriente Medio. Esto ha sido posible gracias a que se trata del emirato más liberal de la región que se muestra transigente con otras creencias permitiendo la construcción de templos hindúes, sikh, católicos, protestantes y ortodoxos.

¿Por qué los jeques compran equipos de fútbol? A diferencia de los inversores norteamericanos que compraron el Liverpool o la Roma, no parece que ninguno de ellos vea el fútbol como un negocio rentable. Ninguna de las adquisiciones han sido realizadas por los grupos empresariales de los emiratos sino por vehículos de inversión privados de los jeques. Parece combinarse un deseo personal de relevancia social de los jeques como aficionados al fútbol así como parte de una estrategia de los países del golfo por alcanzar visibilidad que les ayude a posicionarse para cuando se termine el petróleo. Por esa razón Dubai y Doha albergan numerosos eventos deportivos y Catar será sede del mundial de 2002. Dentro de esa estrategia también se puede encuadrar el patrocinio del FC Barcelona por la Qatar Foundation.

Difícil encaje tiene esta política árabe con el juego limpio financiero postulado por la UEFA y con el deseo de los aficionados de controlar sus equipos. Al menos se trata de inversores solventes a diferencia de Ali Syend, propietario del Racing de Santander. Pero se trata de un modelo que ha fracasado en Brasil, Escocia, Holanda, Italia o Inglaterra.

 Más en Euros y Balones:

jueves, 14 de abril de 2011

Actualidad económico deportiva Marzo 2011

Cada mes repasamos la actualidad económico deportiva a través de tweets publicados en Twitter y los enlaces de Facebook. Estas son las principales noticias del pasado mes de marzo:

martes, 12 de abril de 2011

La AS Roma para los americanos

A los norteamericanos no les gusta el fútbol, lo llama soccer, pero sus dólares se están haciendo con unos cuantos equipos europeos. Si en la Premier ya hay cuatro equipos propiedad de norteamericanos (Liverpool, Manchester United, Aston Villa y Suderland), la AS Roma puede ser el próximo equipo en caer en manos de más allá del Atlántico.

El equipo romano tiene una estructura bastante peculiar. Desde 1967 es una sociedad anónima deportiva con un capital repartido en acciones. En 1993 la compañía petroquímica Italpetroli se hace con la propiedad del AS Roma sustituyendo a Franco Sensi y Pietro Mezzaroma. Dicha compañía es propiedad a partes iguales de la familia Sensi y del banco Unicredit. En el año 2000 el equipo de fútbol pasa a cotizar en bolsa con lo que el 33% de su capital pasa a manos de pequeños accionistas. Posteriormente se han configurado dos importantes accionistas con más de 2,5%: el empresario Danilo Coppola y el Banco Monte dei Paschi di Siena,

Las dificultades de la familia Sensi han provocado que realicen desinversiones como la venta de su parte de Italpetroli a su socio Unicredit. Pero antes están negociando la venta de su paquete mayoritario en la AS Roma a un grupo de inversores norteamericanos encabezados por Thomas DiBenedetto. Diversas fuentes citan la cifra de 150 millones de euros por el 60% de la participación de Italpetroli en el equipo mientras el restante capital seguiría en manos de Unicredit. Este italanoameriacano ya tiene experiencia en el mundo del deporte ya que participa en la sociedad New England Sports Venture que posee el equipo de béisbol de Boston Red Sox y el equipo de fútbol del Liverpool CF.

Hasta la fecha la experiencia inglesa con los inversores norteamericanos no ha sido muy positiva ya que se han apalancado con los equipos endeudándolos tanto que pueden hacer peligrar su viabilidad. Los aficionados han recibido al nuevo inversor con júbilo bajo el Síndrome Abramovich. Los inversores en la bolsa también han recibido su llegada con alzas en la cotización de las acciones en la bolsa italiana. Habrá que comprobar la gestión de los nuevos dueños en una liga no tan profesionalizada como la Premier pero que con la firma del nuevo acuerdo sobre derechos de televisión parece querer recuperar el liderazgo perdido.

Cotización de la acción AS Roma durante el último año que arroja una revalorización del 18%:
Más en Euros y Balones:

martes, 5 de abril de 2011

Los mejores anuncios de fútbol de Adidas y Nike

Adidas y Nike no sólo se enfrentan en los campos de juego sino también en las televisiones de todo el mundo. Hasta hace poco más de una década, las firmas deportivas se daban a conocer gracias a que sus productos eran usado por los deportistas en las competiciones. De ahí la disputa para lograr que los equipos lucieran su logo.

Pronto Adidas se dedicó a introducir sus bandas en el mayor número de equipos posibles para hacer más visible su marca. Pero frente a ese interés cuantitativo surgió la táctica de Nike de preocuparse más del aspecto cualitativo. No interesaba que los consumidores simplemente vieran su marca sino que ligaran su imagen a la del deportista. Como no todos los deportistas tenían la misma imagen positiva, trataron de vincularse con aquellos deportistas más populares. Su relación con Jordan marcó un punto de inflexión.

Las marcas deportivas se convirtieron en artículos de moda y pasaron a vender una identificación con unos valores más allá del uso para la práctica deportiva. Por esa razón no bastaba con que los deportistas usaran sus productos como muestra de su calidad, había que transmitir la imagen que se quería vender o aquella que querían transmitir los compradores de esos artículos.

Cuando Nike se introdujo en Europa tuvo que recurrir al deporte más popular del continente, el fútbol, con el que apenas contaba dada su escaso seguimiento en Estados Unidos. Para ello utilizó a Cantona y otras figuras de la época. Además comenzó a aparecer en anuncios en televisión que no describían sus productos sino reflejaban una imagen de rebeldía o disconformidad mediante los jugadores en inferioridad o el carácter de Cantona con sus cuellos subidos y su famoso Au revoir. Supuso todo una sensación y un cambio en la promoción de marcas deportivas.



El éxito del anuncio fue de tal magnitud que la marca de Oregón hizo varias secuelas como una donde los futbolistas tenían que competir con unos ninjas:



Nike siguió utilizando el tirón popular de Cantona para darle protagonismo aunque no jugara, asignándole un papel de maestro de ceremonias en sus anuncios de “La Jaula”



Adidas  también se decidió a competir mediante anuncios de televisión pero prefirió no rivalizar en espectacularidad. Para eso buscó la complicidad del público como la sonrisa de ver la reacción de los ciudadanos al ver Amsterdam lleno de balones de fútbol



La reacción de Nike no se hizo esperar y la sonrisa del público no se resistió a un divertido spot con la selección brasileña en el aeropuerto.



Entonces Adidas decidió dirigirse a la vena sensible de los aficionados con un anuncio que reflejaba el sueño de todos los niños actuales y pasados a la hora de confeccionar el equipo para jugar un partido en la calle. Fue una de las campañas más reconocidas de la marca de las tres bandas.



Para la generación que ha jugado al fútbol con la PlayStation, Nike ofreció una visión en auténtica primera persona de la vida del futbolista en su spot “Take it next level”:



Si Adidas se alzó con el pasado Mundial en el terreno de juego con la selección española, Nike conquistó las televisiones con su anuncio “Write the future”:



Nike no sólo fue la primera marca en sorprendernos con sus anuncios con televisión sino que también acapara el listado hasta ahora. Pero la evolución de Adidas continúa como muestra el reciente anuncio protagonizado por Messi:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...