miércoles, 22 de octubre de 2008

La crisis llega a Londres 2012

Si la celebración de unos juegos olímpicos pasa factura al país organizador tras la ceremonia de clausura, los juegos de Londres 2012 están exigiendo un importe cada vez mayor de las arcas públicas.

Primero fueron nacionalizados los bancos, ahora el gobierno británico ha tenido que hacerse cargo de varias obras de la villa olímpica que estaba previsto realizara la iniciativa privada. Se trata de unas obras presupuestadas en más de 1.200 millones de euros. Las villas olímpicas tradicionalmente se han convertido después de cada olimpiada en viviendas puestas a la venta. Pero la actual crisis inmobiliaria ha provocado que su tamaño se reduzca a casi la mitad, lo que puede provocar el hacinamiento de los deportistas.

Además el gobierno británico se ha visto abocado a desembolsar más de 600 millones de euros adicionales al Parque Olímpico, 250 millones de euros del centro de prensa y todavía se precisa más de 1.000 millones para las infraestructuras de la Villa Olímpica.

Vía | El Mundo y The Times

Más en Euros y Balones:

martes, 21 de octubre de 2008

Green Bay Packers, la excepción americana


El deporte americano profesional lleva controlado por sociedades anónimas con ánimo de lucro desde mucho antes que en Europa comenzara la oleada de millonarios comprando equipos. Las escuadras norteamericanas son propiedad en su mayoría de millonarios e inversores y suelen cambiar de manos periódicamente.

También hay equipos que son propiedad de grandes empresas. La compañía de televisión por cable Cablevisión es propietaria del equipo de baloncesto New York Nicks, el de hockey sobre hielo New York Rangers y el de baloncesto femenino New York Liberty. También es el caso de los equipos de béisbol Atlanta Braves (propiedad de Time Warner), los Chicago Cubs (propiedad de Tribune Company), los Seattle Mariners (propiedad de Nintendo) y los Toronto Blue Jays (propiedad de Rogers Communications).

¿Todos los equipos? No, como el caso de la pequeña aldea gala, existe un equipo que sobrevive en manos de los aficionados en medio de millonarios y grandes multinacionales. Ahora que en Europa cada quedan menos equipos, los Green Bay Packers son un auténtico caso de estudio en el panorama deportivo. El equipo de fútbol americano se creó como filial de la empresa Indian Packing en 1919 y pasó a manos de cinco empresarios de Wisconsin tres años después. Estos empresarios dotaron al equipo de unos estatutos por lo cuales los accionistas nunca recibirían recompensa monetaria alguna por su participación. Incluso si el equipo se liquidara, el importe resultante se donaría a una fundación para desarrollar programas sociales.

Los Packers han ampliado capital en varias ocasiones (1923, 1935, 1950 y 1997). Ese último año se incorporaron 105,989 accionistas compraron 120,010 acciones a 200 dólares. En la actualidad el equipo es propiedad de 112,015 aficionados que poseen 4,750,934 acciones sin recibir ningún tipo de retribución más allá de la de compartir la satisfacción por los éxitos deportivos del equipo. Y esto a pesar de las altas rentabilidades de la inversión en fútbol americano donde las franquicias han incrementado su valor un 66% en cinco años.

Cada acción da derecho a un voto en la asamblea anual, pero existe la limitación de que ningún accionista puede poseer más de 200,000 títulos. A los de Wisconsin no les afecta la normativa de la NFL de limitar a 32 los propietarios que puede tener un equipo, debido a que su estructura es anterior. Dicha normativa impide que otro equipo de fútbol americano sea propiedad de sus aficionados como es el caso de los Green Bay Packers.

Más | Web del equipo

jueves, 16 de octubre de 2008

Caballos de Troya de Adidas y Nike

Las principales marcas de prendas deportivas llevan su rivalidad al terreno de juego, tanto en las competiciones por países como por clubes. Adidas ganó la eurocopa antes de que se jugara la final al lograr que la protagonizaran dos de sus selecciones. Adidas, Nike y Puma pagaron 107 millones de euros para vestir a los participantes en la pasada eurocopa.

La competencia por captar equipos en las competiciones por clubes no es menor. Nike paga 30 millones de euros anuales para que los jugadores del FC Barcelona luzcan el swoosh de la empresa de Oregon. El equipo azulgrana es su mayor estandarte de Nike en el fútbol español y vende miles de camisetas del actual icono del equipo, Messi, pero no puede vender sus botas. Lla razón es que el futbolista argentino tiene un contrato con su archirival, Adidas. Así Leonel usa las Adidas F50.8 Tunit, una bota ligera con cordones ocultos y una superficie limpia para chutar y evitar pases erróneos. Aunque puede que su máxima novedad sea que es tuneable con un pack que incluye una carcasa, juegos de tacos, un chasis, una plantilla y una llave. El jugador argentino usará la versión en color oro en los partidos de la liga.

Pero donde las dan, las toman. Liverpool se rinde a las hazañas de Fernando Torres. Adidas se frota las manos cuando sus hinchas compran las camisetas del niño y sus tres bandas en el uniforme de los de Anfield son vistas en toda Europa. Pero el madrileño usa las botas Nike Total 90 láser II, con un diseño individual de los tacos permitiendo una distribución del peso uniforme en todo el pie, un sistema integrado de cordones desplazados que minimiza los impactos irregulares con el balón y una parte frontal del pie que se encuentra reforzada por costuras lo que ofrece una zona de contacto con el balón más limpia y un mayor control.

Las marcas tiene muy difícil evitar estas situaciones. A veces tratan de influir para que un jugador “suyo” vaya a un equipo “suyo” como le ocurrió a Beckham, Ronaldinho o a Ronaldo para ir y para marchar del Real Madrid. Pero en pocas ocasiones han tenido éxito. Otra alternativa es firmar contratos con los equipos que incluyan no sólo las camisetas sino también la exclusividad de la provisión de botas deportivas. Es lo que trató de hacer Puma con el Wolfsburg de la Bundesliga. Pero eso limita la capacidad de fichaje de los equipos ya que la mayoría de jugadores tienen ya contratos en vigor con diferentes marcas, lo que puede acabar en disputas legales.

Si quieres más información sobre las botas de Messi y Fernando Torres o de las novedades del resto de marcas como Umbro, Munich o Joma, puedes consultar el catálogo completo de las tiendas BASE donde aparecen todas ellas.

martes, 14 de octubre de 2008

Los dueños de la Bundesliga

La liga alemana es la más rentable y menos endeudada de los grandes países europeos. La organización interna de los equipos difiere mucho unos de otros. Históricamente los equipos alemanes eran clubs deportivos con muchas secciones diferentes además del fútbol. Algunos siguen organizándose como asociaciones, como los españoles Real Madrid y FC Barcelona. Este es el caso del VfK Bochum, Schalke 04, VfB Stuttgart , FC Energie Cottbus o el Kaiserlautern.

El Bayern de Munich es el gran dominador de la competición. El equipo es una sociedad anónima cuyos accionistas son el club deportivo que controla el 90% del capital y la firma Adidas propietaria del restante 10%. Hacerse socio del club es muy económico, la cuota es de apenas de 50€ anuales pero sólo da derecho a una ligera rebaja del precio de las entradas. Una estructura similar es la que tiene el Wender Bremen, donde un club posee la totalidad de las acciones de la sociedad anónima que gestiona los equipos profesionales. También el club DSC Arminia Bielefeld controla la totalidad de las acciones de la sociedad anónima pero cede la gestión de los derechos comerciales a una filial de la multinacional Sportfive, una gestión que recuerda al gerenciamiento argentino.

Otros equipos organizados en sociedades anónimas pero donde la mayoría del capital (51%) tiene que estar en manos del club. Es el caso de numerosos equipos entre los que se encuentran el Hannover 96, el Hertha de Berlín, FC Köln y el Eintracht de Frankfurt. Se trata de una organización similar a la de las sociedades mixtas portuguesas. El objetivo de este modelo es que exista una junta directiva en el club y un consejo de administración de la sociedad anónima diferenciada que sirva de contrapeso y evite actuaciones populistas típicas de los clubs democráticos que provocaron una crisis financiera en muchos equipos alemanes.

Alemania también tiene su Abramovich. Se trata de Diezmag Hopp, fundador de la multinacional SAP, que posee el 49% de las acciones del Hoffenheim, que hizo pasar de jugar en regionales a la máxima categoría del fútbol germano. En una proyección que recuerda al Gretna escocés. Las limitaciones de la reglamentación impide que el millonario posea la totalidad del capital por lo que el millonario ha concedido préstamos al equipo. Se trata de un sueño de juventud ya que Hopp fue jugador de ese equipo y él sigue residiendo allí. Así se ha convertido en un local hero y el antiguo estadio del equipo llevaba su nombre.

El éxito del Hoffenheim ha llevado a muchas voces a clamar por la eliminación de las limitaciones de la concentración de capital en los equipos alemanes siguiendo los pasos del fútbol inglés. La bundesliga ya ha levantado tres excepciones a esos límites: Borussia Dortmund, Bayer Leverkusen y VfL Wolfsbur,

El Borussia de Dortmund es el único equipo alemán que cotiza en bolsa, lo que le obliga a un nivel de transparencia de la información financiera admirable. El club apenas posee el 7% de las acciones de la sociedad anónima. Los principales accionistas son dos sociedades de inversión: Morgan Stanley y Blue Bay. Más de la mitad del capital cotiza libremente en el mercado de valores de Frankfurt.

El Bayer 04 Leverkusen fue fundado por un grupo de trabajadores de la compañía farmacéutica alemana del mismo nombre. Es un producto típico de la política paternalista de las grandes empresas de principios de siglo. Un caso similar es el del equipo holandés PSV Enindohen. La profesionalización de sus equipos ha dejado anticuada la relación entre empresa y equipo. En el caso holandés, la multinacional Philips cedió a una fundación y al club la gestión del equipo, reservándose únicamente el papel de patrocinador. Por el contrario, la empresa Bayer decidió convertir al equipo en una sociedad anónima filial suya. Un caso similar es el del VfL Wolfsburg, propiedad en un 90% de la firma automovilística Volkswagen.

miércoles, 8 de octubre de 2008

Entrevista en Fútbol Life

La revista Fútbol Life publicó una pequeña referencia de este blog el mes pasado. En el número de este mes ha publicado una entrevista.

futbol life entrevista003

lunes, 6 de octubre de 2008

La mala suerte del Manchester City

Algunas voces destacadas de la blogosfera, como Matador o La Reserva, desean que los millonarios lleguen a la liga española haciéndose con los equipos. Parece que el síndrome Abramovich también es letal entre los periodistas patrios. Y toda ha venido por el deslumbrante fichaje de Robinho por parte del Manchester City y sus nuevos dueños árabes.

Lo de llegar a un sitio nuevo con un fichaje estrella bajo el brazo no es nuevo. Ya lo hizo Jesús Gil cuando trajo a Futre al Atlético de Madrid pagado de su bolsillo o el fondo MSI con el equipo brasileño del Corinthias. En el primer caso, el resultado fue que el benefactor terminó recuperando con creces aquella dádiva mediante la apropiación indebida de más de 16 millones de euros. En el segundo, la justicia brasileña descubrió un entramado de lavado de dinero negro en torno al equipo de fútbol.

No todos los millonarios son delincuentes. Otra categoría son aquellos que se endeudan para comprar los equipos y después deben ordeñarlos e hipotecarlos para pagar los préstamos. Es el caso del Manchester United desde la toma de control por parte de la familia Glazer. Los norteamericanos no llegaron para poner dinero sino para maximizar su rentabilidad económica, recuperando la inversión y obteniendo beneficios. Aunque eso suponga un elevado apalancamiento que provoque un fantástico negocio o la ruina del equipo.

Por último se encuentran los millonarios desprendidos que aportan recursos a un equipo por la simple satisfacción de compartir sus éxitos deportivos. Es el caso del propio Abramovich, que probablemente no verá en su vida rentabilidad alguna de su inversión en el Chelsea. ¿Pero cuánto puede durar como benefactor? El millonario ruso ya está mostrando signos de cansancio aunque sigue respaldando al equipo.

Los peligro de depender de un millonario son varios. El primero es que el millonario se canse de poner dinero o que por problemas en otros negocios deje de aportar dinero. Es lo que le ocurrió al Gretna escocés. Otro peligro es que decida llevarse su “juguete” a otro sitio al estilo NBA. Aquí en España tenemos el caso del Ciudad de Murcia reconvertido en Granada 74 o incluso en la 2ªB catalana.

Por ahora Abramovich sólo hay uno, o si acaso dos si contamos con Hopp y su Hoffenheim. En la mayoría de casos la incorporación de accionistas únicos o mayoritarios en los equipos de fútbol no ha traído éxitos deportivos ni estabilidad social.

Veremos cuál va a ser el resultado de la gestión del Abu Dhabi United Group con el Manchester City, pero la lista de fracasos de ese modelo son numerosísimos. Sobre todo tras conocerse que el grupo inversor no guarda relación con el fondo soberano del país árabe, sino que es propiedad exclusivamente de uno de los miembros de la familia real. Y después que el anterior millonario propietario del equipo, un ex-primer ministro tailandés que también inició su andadura en el City con el fichaje mediático de Eriksson como entrenador, vendiera apresurado tras las pesquisas de la justicia sobre su fortuna.

No me gustaría estar en el pellejo de los aficionados de Manchester City. Algunos de ellos también creen que han tenido mala suerte.

Actualización: Shinawatra, el anterior dueño del Manchester City, ha ganado 26 millones de euros por su inversión durante un año. Los aficionados no han obtenido rentabilidad financiera ni deportiva alguna.

miércoles, 1 de octubre de 2008

¿Qué hacer con un Estadio Olímpico sin olimpiadas?

Se preguntaban desde Sports Business Digest qué va a hacer China con su carísimo Estadio Olímpico una vez finalizado los juegos. El Estadio de Montreal 1976 fue uno de los causantes del enorme agujero económico provocado por dichos juegos y en la actualidad está sin uso. El Estadio de Los Angeles que albergó las olimpiadas de 1984 es la sede del equipo universitario de Fútbol Americano USC Trojans. En el caso de Seúl, el estadio acoge en la actualidad al equipo de fútbol del Seoul United. Los estadios de Atlanta y Sydney fueron reformados para poder acoger competiciones de béisbol y rugby. El estadio ateniense acoge a los dos equipos de fútbol de la ciudad.

En el caso español, el Estadio Olímpico de Barcelona construido para la candidatura de la ciudad a las olimpiadas de 1936, que fueron concedidas a Berlín. El estadio fue infrautilizado hasta su reforma para albergar los juegos olímpicos de 1992. Posteriormente acogió al escasamente popular equipo de fútbol americano Barcelona Dragons y después al equipo de fútbol Español, que lo abandonará próximamente. Su uso futuro es incierto más allá de albergar escasos conciertos de música.

El Estadio Olímpico construido en 1994 como parte de la candidatura olímpica de Madrid ha tenido una escasa utilización durante estos años. Recientemente el Ayuntamiento de Madrid ha llegado a un acuerdo con el equipo Atlético de Madrid para que pase a albergar los partidos del equipo colchonero.

El fútbol también era la solución estudiada para el futuro del Estadio Olímpico de la Cartuja construido para la candidatura olímpica de Sevilla, pero ninguno de los dos equipos de la ciudad se trasladó a sus instalaciones. En la actualidad es utilizado para la organización de conciertos musicales y acontecimientos deportivos ocasionales.

Londres ha apostado por redimensionar su Estadio Olímpico que pasaría de los 80.000 asientos durante los juegos a 25.000 cuando finalizaran pero manteniéndolo como instalación atlética. Su posible uso por parte de un equipo de fútbol se descartó debido a la impopularidad de los estadios con pista de atletismo y a que deseaban que también sirviera para pruebas atléticas. Ese fue uno de los obstáculos para el aprovechamiento futbolístico del estadio de Sevilla y por eso dicha pista será retirada del estadio de Madrid para su ocupación por el Atlético de Madrid.

¿Qué hará Pekin con su multimillonario Nido de Pájaro? Puede parecer un estadio muy grande para el equipo de fútbol de la capital que ahora cuenta con un estadio de 33.000 espectadores frente a la capacidad de 80.000 del estadio olímpico chino.

Más en Euros y Balones:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...