Green Bay Packers, la excepción americana


El deporte americano profesional lleva controlado por sociedades anónimas con ánimo de lucro desde mucho antes que en Europa comenzara la oleada de millonarios comprando equipos. Las escuadras norteamericanas son propiedad en su mayoría de millonarios e inversores y suelen cambiar de manos periódicamente.

También hay equipos que son propiedad de grandes empresas. La compañía de televisión por cable Cablevisión es propietaria del equipo de baloncesto New York Nicks, el de hockey sobre hielo New York Rangers y el de baloncesto femenino New York Liberty. También es el caso de los equipos de béisbol Atlanta Braves (propiedad de Time Warner), los Chicago Cubs (propiedad de Tribune Company), los Seattle Mariners (propiedad de Nintendo) y los Toronto Blue Jays (propiedad de Rogers Communications).

¿Todos los equipos? No, como el caso de la pequeña aldea gala, existe un equipo que sobrevive en manos de los aficionados en medio de millonarios y grandes multinacionales. Ahora que en Europa cada quedan menos equipos, los Green Bay Packers son un auténtico caso de estudio en el panorama deportivo. El equipo de fútbol americano se creó como filial de la empresa Indian Packing en 1919 y pasó a manos de cinco empresarios de Wisconsin tres años después. Estos empresarios dotaron al equipo de unos estatutos por lo cuales los accionistas nunca recibirían recompensa monetaria alguna por su participación. Incluso si el equipo se liquidara, el importe resultante se donaría a una fundación para desarrollar programas sociales.

Los Packers han ampliado capital en varias ocasiones (1923, 1935, 1950 y 1997). Ese último año se incorporaron 105,989 accionistas compraron 120,010 acciones a 200 dólares. En la actualidad el equipo es propiedad de 112,015 aficionados que poseen 4,750,934 acciones sin recibir ningún tipo de retribución más allá de la de compartir la satisfacción por los éxitos deportivos del equipo. Y esto a pesar de las altas rentabilidades de la inversión en fútbol americano donde las franquicias han incrementado su valor un 66% en cinco años.

Cada acción da derecho a un voto en la asamblea anual, pero existe la limitación de que ningún accionista puede poseer más de 200,000 títulos. A los de Wisconsin no les afecta la normativa de la NFL de limitar a 32 los propietarios que puede tener un equipo, debido a que su estructura es anterior. Dicha normativa impide que otro equipo de fútbol americano sea propiedad de sus aficionados como es el caso de los Green Bay Packers.

Más | Web del equipo

Comentarios

Entradas Populares

Stamford Bridge: el estadio de los aficionados donde juega el equipo del millonario

¿Importa quién sea el dueño de un equipo de fútbol?

¿De dónde obtienen los ingresos los equipos europeos?

¿Qué deporte elegir si quieres ganar mucho dinero como profesional?

Los dueños del fútbol italiano