miércoles, 29 de abril de 2009

Equipos mediáticos

El grupo ESIrg de la Universidad de Navarra estudia el impacto mediático de diferentes variables, en muchas ocasiones deportivas. En su estudio del pasado mes de febrero encontró que los diez equipos de fútbol más mediáticos eran: Manchester United, FC Barcelona, Chelsea, Liverpool, AC Milan, Real Madrid, Arsenal, Inter de Milan, Bayern de Munich y Juventus.

Pero además el estudio muestra los valores alcanzados en diferentes países del mundo mediante el estudio del número de noticias generadas por los equipos que disputan la Champions League. Sólo en Reino Unido, España, Francia, Italia, Alemania, Turquía y Portugal el mayor peso mediático recae en un equipo local. Manchester United y Chelsea dominan los mercados del centro y norte de Europa. El Real Madrid consigue una relevancia en los medios en Holanda y Bélgica incluso superior al de los equipos locales.

El FC Barcelona es el principal referente en el mercado del continente americano aunque el Manchester United logra más atención en importantes mercados como Estados Unidos y Brasil. En el caso del continente asiático y oceánico, el Manchester United es la principal referencia mediática en la práctica totalidad de países.

Aquí podéis encontrar el informe completo

miércoles, 22 de abril de 2009

Dos naciones, un equipo

Varios de los deportes más populares en la actualidad surgieron durante el esplendor del Imperio Británico. De la misma manera que los sellos ingleses son los únicos que no llevan impreso el nombre del país, fueron los primeros así que al resto no le quedó más remedio que sí ponerlo para que se diferenciaran, las primeras asociaciones fueron las inglesas y se llamaron The Football Association (1863) y Rugby Football Union (1871). Las siguientes asociaciones sí hacían referencia a su ámbito geográfico y correspondían al resto del Reino Unido: Escocia, Galés e Irlanda.
En el caso del fútbol, la primera federación no británico fue la danesa y se fundó en 1889, veintiséis años después de la creación de la FA y dieciocho después del primera partido internacional entre Inglaterra y Escocia. En el caso del rugby, la primera federación de un territorio fuera de la soberanía del Reino Unido fue la argentina en 1899.
Mediante el proceso descolonizador, muchos de los territorios que contaban con federaciones deportivas pasaron a ser países independientes. Pero uno de esos territorios, la isla de Irlanda, no se independizó en su totalidad. La zona más septentrional se mantuvo bajo soberanía británica, Irlanda del Norte, mientras el sur se constituyó como República de Irlanda. Esto ocurría en 1922, décadas después de la constitución de las federaciones deportivas.
En el caso del fútbol se constituyó poco después una nueva federación, la Football Association of Ireland para representar el fútbol de la Irlanda independiente. La antigua Irish Football Association pasó a partir de entonces a regular el fútbol únicamente en los territorios de Irlanda del Norte que se mantenían bajo soberanía británica.
No ocurrió lo mismo en el caso del rugby y del cricket, las federaciones siguieron con su funcionamiento normal sin que se produjera ninguna división a pesar del cambio político en la isla. El equipo irlandés que ha ganado el gran slam en la última edición del Torneo de las Seis Naciones representa a dos entidades políticas diferentes: la República de Irlanda y el territorio británico de Irlanda del Norte. Esto obliga a continuos equilibrios. La sede tradicional de los partidos de la selección es Dublín, pero la federación adquirió un campo en Belfast un año después de la independencia para que también allí se pudieran disputar partidos como local.
Si estamos acostumbrados a ligar una selección con la bandera y el himno oficial de un país, la selección irlandesa sólo utiliza la bandera tricolor de la República de Irlanda cuando juega partidos en Dublín. En cambio, la Bandera de las cuatro provincias, que representa las cuatro provincias históricas que conforman la isla de Irlanda: Connacht, Leinster, Munster y el Ulster se utiliza exclusivamente cuando se juega fuera de la República. En cuanto a los himnos, antes de 1995 y al ser el combinado representativo de territorios de diferente soberanía, el "God Save the Queen" (Dios Salve a la Reina), himno británico, era tocado en Belfast antes de los partidos, y el irlandés, "Amhrán na bhFiann" (La Canción del Soldado) en Dublín.
Desde 1995 y para solventar este problema, la Unión de Rugby irlandesa encargó un himno que pudiera ser utilizado en los encuentros fuera de Éire, "Ireland's Call" (La Llamada de Irlanda), que también está siendo usado en casa tras el himno nacional. "Ireland's Call" ha sido trasladado a otros deportes como el cricket, donde también los dos territorios, la República de Irlanda e Irlanda del Norte juegan juntos.
Otra selección multinacional que representa a diversos países soberanos es el equipo de cricket de las Indias Occidentales. Creada en 1890 la posterior independencia en diferentes países de los territorios que la componían no supuso cambio alguno en la selección. De esta manera dicho equipo representa a los países independientes (Antigua y Barbuda, Barbados, Granada, Dominica, Barbados, Guyana, Jamaica, Santa Lucia, Trinidad y Tobago, San Vicente y San Cristóbal), territorios británicos (Anguilla, Montserrat y Vírgenes británicas) y otros territorios (Vírgenes estadounidenses y Antillas holandesas).

miércoles, 15 de abril de 2009

El valor neto de los equipos

Forbes publica un año más la lista de equipos de fútbol que más costaría comprar. Una vez más los equipos ingleses copan los primeros puestos incluyendo cuatro de los diez primeros.

Aunque la revista no detalla cómo realiza el cálculo, todo hace parecer que tiene en cuenta los ingresos, los beneficios y las características del estadio.

Pero resulta llamativo que no tenga en cuenta el volumen de deuda del equipo. Probablemente porque eso rebajaría la presencia de la Premier, la competición más seguida y la que más interés mediático despierta. Porque son precisamente los equipos ingleses los que arrastran un mayor endeudamiento, en ocasiones debido al apalancamiento para su adquisición por inversores foráneos como el caso del Manchester United.
Si ajustaramos la valoración de Forbes al endeudamiento que arrastran los equipos y que hace disminuir su valor neto, veríamos como el gris Bayern de Munich escala a la primera posición, la Premier reduce a la mitad su presencia y aparece el Olympic de Lyon de la escasamente seguida fuera de sus fronteras liga francesa.

miércoles, 1 de abril de 2009

Ley Concursal y Sociedades Anónimas Deportivas

Se celebró el pasado 24 de marzo en Gijón unas jornadas sobre la Ley Concursal y las Sociedades Anónimas Deportivas. El concurso es una de las opciones que más se están utilizando en el fútbol español y es sucesor de la suspensión de pagos. Es una figura utilizada por las empresas, y ahora también por los particulares, para logar mediante la tutela judicial una reorganización de su situación que asegure su viabilidad futura.

En la práctica totalidad de las ocasiones, los acreedores deben renunciar a parte de las cantidades que deberían cobrar. Realizan ese sacrificio con el objeto de facilitar el futuro de la empresa y con la esperanza de al final lograr recobrar un mayor importe que si se procediera a la liquidación de la empresa deudora. La lista de equipos de fútbol españoles acogidos a estas figuras es amplio y acoge entre otros a Unión Deportiva Las Palmas, Sporting de Gijón, Málaga, CD Ourense, Real Sociedad, Celta de Vigo, Levante, Alavés, Real Oviedo, Real Murcia, Albacete, Granada 74, Terrasa, Ourense o Algeciras.

Uno de los debates de la jornada giró en la polémica sobre si al acogerse al concurso los equipos ya no pueden ser descendidos administrativamente por impago a los jugadores. Existe el acuerdo entre Liga de Fútbol Profesional (LFP), Federación Española de Fútbol (FEF) y Asociación de Futbolistas Españoles (AFE) para que aquellos equipos que mantengan impagos de retribuciones a sus jugadores desciendan de categoría. Esta medida se mostró muy eficaz para reducir el número de impagos. Desde el momento que una empresa entra en proceso concursal no puede realizar pagos sin autorización. De ahí surgen interpretaciones que si no a los equipos se les autoriza a pagar las retribuciones de los jugadores, deberían ser o no penalizados.

En el último convenio colectivo LFP-AFE se acordó el establecimiento de un pago asegurado de retribuciones a los jugadores de equipos en situación de concurso y el establecimiento de mecanismos para catalogar como equipos en dificultades económicas a aquellas SAD o clubes con un importante volumen de impagos con la administración. Esta medida trataría de advertir a los jugadores sobre los riesgos de no cobrar las cantidades acordadas con esos equipos.

Este especial tratamiento para los jugadores profesionales puede llamar la atención de los proveedores de equipos de fútbol que no tienen esa protección frente al riesgo de impago de sus clientes. Asimismo muestra que el control más eficiente para lograr un comportamiento equilibrado en las finanzas de los equipos de fútbol es mediante los castigos en la competición deportiva.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...