El juego limpio financiero de la liga española

La liga de fútbol profesional (LFP) ha decidido extender las obligaciones del juego limpio financiero impuesto por la UEFA a los equipos que participen en sus competiciones. Parece lógica la medida ya que de lo contrario aquellos equipos españoles que se clasificaran para competiciones europeas tendrían que cumplir unas normas mientras el resto quedaría exento.

Los principales requisitos económicos para participar en la competición serían:
    1. Normas de Control Económico:
  • Obligación de presentar estados financieros anuales auditados y en su caso estados financieros intermedios auditados y/o estado de ejecución presupuestaria.
  • Obligación de presentar un listado de traspasos y adquisiciones de jugadores pendientes de pago.
  • Prohibición de deudas vencidas, liquidas y exigibles, a cierre del ejercicio social, con jugadores, clubes y administración pública.
  • Obligación progresiva de cumplir las reglas del punto de equilibrio, de empresa en funcionamiento y de patrimonio neto.
  • Observancia del indicio de potenciales problemas futuros resultante de la ratio de gastos asociados a la primera plantilla sobre ingresos ordinarios relevantes.
  • Observancia del indicio de potenciales problemas futuros resultante de la ratio de deuda neta sobre ingresos totales.

    2. Documentación para obtener o mantener la afiliación a la Liga:
  • Estados financieros anuales.
  • Listado de deudas por actividades traspaso de jugadores.
  • Listado de deudas con el personal deportivo.
  • Carta de manifestaciones indicativa de si se han producido hechos o condiciones de relevancia económica significativa desde la fecha de cierre de las cuentas anuales auditadas.
  • Presupuesto de ingresos y gastos de la temporada siguiente al que vayan referidos el cierre de los estados financieros anuales.

    3. Verificación del cumplimiento de criterios económicos y financieros.
  • Deudas con clubes de fútbol: A fecha de cierre de los ejercicios sociales ningún club deberá tener deudas vencidas, líquidas y exigibles, pendientes de pago por actividades de traspaso.
  • Deberán elaborar un listado de traspasos y adquisiciones de jugadores, firmado por los representantes legales de la entidad.
  • Deberán demostrar que a fecha de cierre del ejercicio no existen deudas vencidas, líquidas y exigibles, pendientes de pago, con su personal deportivo
  • Elaborarán un listado de obligaciones económicas relacionadas con su personal deportivo firmado por los representantes legales de la entidad.
  • Deberán demostrar que a fecha de cierre del ejercicio no existen deudas vencidas, líquidas y exigibles pendientes de pago con la Seguridad Social y la Agencia Estatal de la Administración Tributaria.
  • Presentarán un certificado eximente de deudas emitido por las autoridades públicas correspondientes.

      4. Indicadores de una posible situación de desequilibrio económico financiero futura
  • Gastos asociados a la primera plantilla. Los emolumentos de los clubes afiliados no podrán superar el 70% de los ingresos ordinarios relevantes de la temporada.
  • Ratio de deuda en relación con los ingresos totales. La deuda neta no podrá superar el 100% de los ingresos totales de la entidad

Las sanciones que traería el incumplimiento de estas sanciones incluiría: prohibición de inscripción de jugadores, prohibición de inscripción la Liga BBVA o Liga Adelante, expulsión de la competición, descenso de categoría, suspensión de los derechos políticos y económicos, deducción de puntos en la clasificación deportiva, multa o amonestación pública.

El problema radica en la falta de credibilidad de la LFP. La liga ya tenía anteriormente asignadas las funciones de control de las finanzas de los equipos miembros. Pero eso no ha evitado que el fútbol español sea el que más equipos en concurso tenga ni que en algunos los equipos ni siquiera presenten las cuentas en el registro mercantil como es obligatorio por ley. Esta inoperancia ya proviene de su pecado original, cuando aplicó la sanción del descenso a segunda a Celta y Sevilla en 1995 que después rectificó dando lugar a una competición de primera con 22 participantes ya que tampoco retiró el derecho a participar a los dos equipos que habían recuperado la permanencia gracias la sanción a dichos equipos.

¿Será capaz ahora la LFP de mostrarse exigente con los equipos que participan en ella? Si llegado el momento tiene que imponer la sanción de descensos por incumplimiento del juego limpio financiero, ¿permanecerá firma aunque se produzcan manifestaciones?

Más en Euros y Balones:

Comentarios

  1. "Obligación progresiva de cumplir las reglas del punto de equilibrio, de empresa en funcionamiento y de patrimonio neto"

    ¿qué se supone que quieren decir con eso?

    ResponderEliminar
  2. Algo tan básico como que los ingresos deben ser mayores que los gastos y que el activo tiene que ser mayor que el pasivo. Si analizáramos financieramente la actividad de los equipos de fútbol ninguno cumpliría el principio de empresa en funcionamiento.

    El fútbol es el único sector en el que puedes desarrollar una gestión económica catastrófica y seguir funcionando. En cualquier otra actividad habrían desaparecido casi todos los equipos de fútbol.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas Populares

Stamford Bridge: el estadio de los aficionados donde juega el equipo del millonario

¿Importa quién sea el dueño de un equipo de fútbol?

¿Qué deporte elegir si quieres ganar mucho dinero como profesional?

El negocio de las camisetas de fútbol

Los dueños del fútbol italiano