martes, 11 de diciembre de 2007

Asalto al Manchester United

El equipo inglés era una pieza deseada por grandes inversores debido a su alta rentabilidad. Pero el obstáculo que se encontraron la mayor asociación de accionistas minoritarios de la historia del fútbol que se denominaba Shareholders United y que llegó a representar el 15% del capital del Manchester United. Surgió por la oposición de accionistas minoritarios al intento de compra que sufrió el equipo por parte del magnate de la comunicación Rupert Murdoch. Una afición que no padeció el Síndrome Abramovich.

La operación fracasó por la oposición de las autoridades de la competencia, el trust estableció un mecanismo de compra de acciones que hizo superar los tres mil trescientos miembros. Dicho mecanismos establecía dos niveles para la adquisición de acciones. El primero consistía en que el propio trust adquiría títulos de sus ingresos por cuota de entrada de cada miembro al trust y por la venta de diferente merchandising y productos asociados.

Pero la parte más importante radicaba en el compromiso de compra de acciones por parte de los miembros del trust de una cantidad fija todos los meses, que podía oscilar de las diez a las quinientas libras. Esto suponía un importante crecimiento mensual de las acciones controladas por el trust que comprendían sus propias acciones y aquellas que le habían sido delegadas para el voto conjunto en la Junta de Accionistas del Manchester United.

A pesar de su pujanza, la asociación no pudo impedir la irrupción de la familia norteamericana Glazer quien en el 2005 alcanzó la mayoría del capital y lanzó una OPA de exclusión de cotización en bolsa de Londres.

En ese momento los accionistas minoritarios tomaron caminos distintos. Mientras una parte de ellos reformó el trust convirtiéndolo a la fórmula de mutualidad para crear un ‘Fondo Fénix’ con el objetivo de recuperar el equipo en un futuro, otra parte ha preferido formar un equipo totalmente nuevo denominado ‘FC United of Manchester’. Para formar parte del nuevo equipo se debe realizar una donación superior a un mínimo pre-establecido y cada miembro tiene el derecho a un voto.

A pesar de la derrota, la resistencia a la compra del Manchester United mostrada por los accionistas minoritarios ha servido de revulsivo para la potenciación de las asociaciones llamadas Supporters’ Trust en la liga inglesa como contrapeso a los intereses financieros de otros accionistas.

Completo en EBS

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...