miércoles, 25 de marzo de 2009

J League (II): aficionados cabreados y abramovichs nipones

En la liga profesional japonesa no sólo se aunaron diferentes capitales para reforzar los equipos sino que también se fusionaron estructuras deportivas. Fue el caso de JEF United que tiene su origen en el equipo de la empresa The Furukawa Electric fundado en 1946. Con la llegada del profesionalismo, la empresa no tenía la fortaleza financiera de las multinacionales japonesas que poseían el resto de equipos de la liga por lo que decidió fusionarse con el equipo de la compañía ferroviaria East Japan Railway creando el JEF United (Japan Est Furkawa).

Pero las fusiones no siempre dieron buen resultado. El Yokohama Marinos fue creado por Nissan a partir de su equipo de aficionados que tenía un liderazgo en el fútbol nipón desde los años sesenta. El otro equipo profesional de la ciudad era el Yokohama Flügels (alas en alemán) propiedad de la compañía aérea All Nippon Airways. En 1998 ambas compañías deciden fusionar sus equipos pero los aficionados del Flügels se oponen a ver a su equipo diluido con su eterno rival. Por eso fundan el Yokohama FC que fue el primer equipo propiedad de sus aficionados en vez de una empresa. Actualmente milita en la segunda división profesional aunque en 2007 logró disputar la máxima categoría. En su escudo aparece el ave mitológica Fénix que resurgía de sus cenizas.

Unos meses después se constituye el segundo equipo japonés propiedad de los aficionados: Montedio Yamagata. El origen del equipo es la sección deportiva de la multinacional NEC, la cual no estaba interesada en acceder al fútbol profesional. Por esa razón cede el equipo a los aficionados en 1999 y esto lo inscriben en la segunda división profesional. En la temporada 2008 logró el ansiado ascenso a la máxima categoría.

Otros equipos no nacieron a partir de los equipos de las grandes empresas sino de la iniciativa de compañías regionales de dotar a sus localidades de un equipo profesional. Fue el caso del Oita Trinita, equipo creado en 1997 por cinco compañías locales de una relativamente pequeña localidad del oeste de Japón con el objetivo de alcanzar la liga profesional, o del Shimizu S-Pulse que surgió en una de las regiones con más afición al fútbol que a pesar de disponer de los mejores equipos escolares no disponía de ningún equipo de aficionados de alguna multinacional nipona. Un caso singular es el de Albiirex Nigata. Se trata de un equipo localizado en una isla al norte del país aislada de los principales nucleos. Es una de las escasas zonas que no dipone de equipo profesional de beisbol por lo que el fútbol atrae toda la atención de sus habitantes haciendo que su estadio sea el que mayor público reciba.

El origen Kyoto Sanga fue un equipo universitario. Debido al aumento de su popularidad se planteó la posibilidad de su paso al profesionalismo que se realizó de la mano de un consorcio entre empresas locales (incluida la multinacional Kyocera) y el gobierno municipal.

Si Inglaterra, Escocia, España, Italia o Brasil han padecido el Síndrome Abramovich, Japón tampoco se podía librar. Vissel Kobe fue creado en 1994 por el ayuntamiento de Kobe y siete empresas locales, entre las que destacaba la cadena de supermercados Daiei, a partir del equipo amateur Kawasaki Steel Soccer al que cambiaron de sede. Un año después Daiei pasa por dificultades financieras y se retrira del equipo. El gobierno municipal decide coger el testigo inversor y aportar más de medio millón de euros a las arcas del equipo (una cantidad ridícula según los estadares españoles aunque muy polémica en Japón).

Pero los problemas económicos no abandonan al equipo y entra en proceso concursal en 2003. Un año más tarde el equipo es adquirido por la empresa de internet Crimson Group. Su propietario empezó a realizar declaraciones de que estaba dispuesto a gastar dinero de su bolsillo para hacer campeón al equipo y pronto empezaron a sonar nombres de estrellas como Baggio o Rivaldo. Todo esto levantó enormes expectativas entre los aficonados. Pero al final se ficharon numerosos jugadores y se cambió frecuentemente de entrenadores sin alcanzar éxito deportivo alguno al no lograr pasar del décimo puesto de la clasificación e incluso llegan a descender en 2006.

Anteriormente en Euros y balones: J League (I): las multinaciones japonesas juegan al fútbol

Más sobre el fútbol japonés: The Rising Sun News y Wikipedia

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...