Rocambolesco Granada 74

Carlos Marsá compró el equipo de Ciudad de Murcia por 20 millones de euros sin que parece que ni en Murcia ni en Granada se aprendiera de los errores anteriores. Con eso logró una plaza en segunda división que no ha podido mantener esta temporada en terreno deportivo.

Ahora se enfrenta a un panorama de Segunda división B con diez millones de deuda y sin una localización definitiva. Negocia el traslado a Motril lo que supondría el tercer cambio de sede consecutivo. En el corto plazo parece que lo más urgente para el equipo granadino es evitar las altas fichas de sus jugadores “heredados” de su etapa murciana. Como lo de bajarse el sueldo no suele ser algo de gusto para nadie, el propietario ha advertido con la “amenaza” de instar a un concurso de acreedores.

Comentarios

Entradas Populares

Stamford Bridge: el estadio de los aficionados donde juega el equipo del millonario

¿Es justo que clubes y SAD compitan juntos en la liga española? La investigación europea

¿Qué deporte elegir si quieres ganar mucho dinero como profesional?

Nadie quiere organizar los Juegos Olímpicos

El negocio de las camisetas de fútbol