miércoles, 23 de febrero de 2011

Manchester United y Chelsea: dos formas distintas de perder un montón de dinero

Hace casi cuatro años dedicaba un post a las diferencias entre el Manchester United y el Chelsea. Se trataba de dos equipos propiedad de millonarios pero el primero lograba ganaba 43 millones de euros mientras el segundo perdía casi el triple. Fueron la rentabilidad de los Red Devils lo atrajo el interés del millonario norteamericano Glazer por comprar el equipo. Pero ahora la situación ha cambiado y ambos equipos arrojan elevadas pérdidas.

Si vemos la cuenta de pérdidas y ganancias del Chelsea podemos comprobar que el equipo nunca ha obtenido un resultado de explotación (Operating Profit) positivo en los últimos años. 


El equipo de Londres gasta más en fichar y remunerar a los jugadores que los ingresos que obtiene de su negocio. Abramovich había mostrado la necesidad de el Chelsea se autofinanciara al cansarse de aportar fondos lo que provocó que redujera el gasto en fichajes de nuevos jugadores llegando incluso a tener superavit en dos de las últimas temporadas, aunque los costes de amortización de los fichajes de las anteriores temporadas sigue repercutiendo en la cuenta de resultados. Los gastos en los traspasos de los jugadores, como el de Fernando Torres, no se imputa en el ejercicio del fichaje sino que se reparte a lo largo de todo el contrato del futbolista. Incluso en la presente temporada el Chelsea ha vuelto a realizar importantes y caros fichajes que lastrarán las cuentas de próximos ejercicios.

Además de los traspasos, el Chelsea es el equipo inglés que más paga en salarios pero no es el que más ingresos obtiene. Así mientras los sueldos del equipo londinense supone el 82% de los ingresos, los del Manchester United apenas suponen el 46%.

Si el Manchester United es el que más ingresos obtiene y sus gastos en jugadores son limitados, ¿por qué pierde dinero? La familia Glazer financió la adquisición del equipo con deuda externa sin aportar capital alguno para posteriormente traspasarla al propio United. El equipo sirvió de garantía para los préstamos que financiaron la compra igual que ocurrió con el Liverpool. De esta manera ahora el Manchester United es un club muy endeudado lo que hace peligrar su continuidad y preocupa a los aficionados.

Si comparamos la cuenta de pérdidas y ganancias del Manchester United con el modélico en términos financieros Arsenal, podemos comprobar como tienen un beneficio de explotación (operating profit) muy similar. El resultado de explotación recoge todos los ingresos y gastos relacionados con la actividad de la empresa. ¿Dónde radica entonces la diferencia? En el resultado financiero que es aquel que recoge los ingresos y gastos derivados del endeudamiento (o saldo positivo) del equipo. Mientras el Arsenal destina 14 millones de libras a pagar los intereses de sus deudas, el Manchester tiene que destinar 106 millones a pagar los intereses de la deuda generada por los Glazer.

Al final el Chelsea pierde 70 millones de libras y el Manchester United 79 millones pero con dos modelos muy diferentes. En lo que coinciden es que la nueva regulación de juego limpio financiero de la UEFA les situará en una situación aún más delicada. Mientras los Glazer han vaciado la caja del United, Abramovich ha otorgado numerosos préstamos al Chelsea para financiar los déficits. A pesar de que el ruso no cobra intereses por esos préstamos, la regulación de la UEFA obligará a que las transacciones se hagan a precio de mercado por lo que el equipo londinense tendrá que reflejar importantes gastos financieros que deteriorarán aún más sus cuentas y les alejará del equilibrio financiero que exigirá el organismo europeo. Otra norma de la UEFA obligará a consolidar todas las deudas de los equipos con las de sus sociedades dependientes, lo que hará que el United tenga que incorporar todo el endeudamiento que tienen las sociedad en paraísos fiscales que controlan el equipo.

Gráficos vía The Swiss Ramble

Más en Euros y Balones:

7 comentarios:

  1. Espectacular. Recuerdo el día del fichaje de Torres por el Chelsea, cuando corrió el rumor de que que el Chelsea había cerrado las cuentas con ganancias por primera vez... ja! Si al final sale adelante la propuesta de la UEFA, me da que el fútbol europeo va a pegar un vuelco considerable. Y vistas las cifras, creo que muy necesario. Enhorabuena por el post, y por el blog en general

    ResponderEliminar
  2. El Chelsea había comenzado una reorientación de su gestión para hacerlo independiente financieramente de su propietario. El fichaje de Torres rompe esa trayectoria.

    Una posible explicación puede ser un cierto nerviosismo por una posible pérdida de las cuatro primeras posiciones de la Premier que clasifican para la Champions. Otra sugiere que es la última alegría de Abramovich antes de que entren en vigor las normas FIFA de juego limpio financiero.

    Gracias por el comentario y un saludo snedecor,

    ResponderEliminar
  3. ¿Estarán "contentos" en Manchester con los Glazer no?

    ResponderEliminar
  4. Un equipo que tenía beneficios económicos a la vez que lograba éxitos deportivos cuando su propiedad estaba repartida entre muchos accionistas pasó a estar enormemente endeuda cuando pasó a propiedad de un millonario. Lo que hacen estos “especuladores del fútbol” es exprimir un equipo sin importarles que lo puedan hacer quebrar.

    ResponderEliminar
  5. Dices que la propiedad estaba repartida entre muchos accionistas. ¿Vendieron sus acciones los aficionados a Glazer?

    ResponderEliminar
  6. Estas son dos noticias sobre la compra del club por parte de Glazer. Él ya era un accionista importante y fue recogiendo otras participaciones.

    http://www.elpais.com/articulo/deportes/magnate/EE/UU/logra/333/millones/control/Manchester/United/elpepudep/20050513elpepidep_6/Tes

    http://www.elpais.com/articulo/deportes/Malcolm/Glazer/compra/acciones/Manchester/United/elpepudep/20050513elpepudep_8/Tes

    Lo que no decía era que no iba a poner un duro. Un poco al estilo Gil, pero en legal

    ResponderEliminar
  7. Ante el intento de toma de control de Rupert Murdoch los pequeños accionistas se organizaron para evitarlo. Pero cuando irrumpió Glazer fue ofreciendo un precio por las acciones a un importe muy superior a su cotización en bolsa. Todos los grandes accionistas y muchos de los pequeños accionistas vendieron.

    Algunos accionistas trataron de organizarse para impedir que controlara el equipo pero no lograron superar el 25% del capital. En el momento que Glazer alcanzó el 75% del capital excluyó al equipo de cotizar en el mercado de valores por lo que los pequeños accionistas quedaron indefensos y decidieron vender.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...