lunes, 24 de noviembre de 2008

La rentabilidad de las acciones del Real Unión de Irún

El Real Unión de Irún es un equipo histórico que ha cobrado una especial relevancia por eliminar recientemente al Real Madrid de la Copa del Rey. Tras ser uno de los equipos punteros en la década de los veinte descendió a categorías regionales y en los últimos años ha militado en Segunda división B.

En varias ocasiones ha estado a las puertas de subir a Segunda división, categoría que le obligaría a convertirse en una sociedad anónima deportiva. Ese paso suele ser muy traumático para todos los equipos ya que les suele costar mucho encontrar accionistas que desembolsen el capital necesario como fue el caso del Alicante CF que apenas logró colocar el 2,2% de su capital en las dos primeras fases de la OPV. Incluso el Burgos Club de Fútbol perdió administrativamente su permanencia en Segunda división por no convertirse en SAD. Para evitar encontrarse en esa difícil situación, el Real Unión decidió iniciar su conversión en SAD en la actual temporada aunque siga militando en segunda b.

La operación fue un éxito y el Real Unión ya es la SAD más reciente. El Real Unión tiene alrededor de 1.500 accionistas, 120 empresas han adquirido entre 3.000 y 18.000 euros y 20 han sido las instituciones, patrocinadores, etc., que se han hecho con el 2% máximo del capital. Así ha logrado un número de accionistas mayor que muchos equipos de primera.

¿Cómo lograr que se compren acciones de un equipo de fútbol? En Irún no cayeron en el síndrome Abramovich y renunciaron a que un millonario se hiciese con el equipo imponiendo que ningún accionista tenga más del 2% del capital. En vez de ello recurrieron a los aficionados ofreciendo una mezcla de descuentos y reputación como sucedáneo del dividendo. Una apuesta más por la rentabilidad deportiva que por la económica al estilo de los Green Bay Packers y siguiendo más el modelo del FC United que el del Ciudad de Murcia.

Para hacer más atractiva la colocación establecieron una serie de paquetes de acciones. El más modesto se componía de 25 acciones de 10€ (se podían pagar en 24 meses) y que proporciona al titular un 50% de descuento en los dos próximos años en la cuota de abonado más un pase de favor, preferencia en la elección de asiento, inscripción en una placa en el nuevo Stadium Gal, una bufanda y un diploma.

El de más elevado importe se compone de 3.000 acciones de 10€ y proporciona ocho antepalcos durante dos años con derecho a lunch antes y durante el transcurso del partido, 50 pases de favor para Tribuna para toda la temporada para los dos próximos años, inscripción en una placa en el nuevo Stadium Gal. Además, si el accionista es persona jurídica le ofrecen publicidad en el Stadium Gal por valor de 9.000 € durante dos años y si es persona física le entregan un reloj Real Unión Estrella, una bufanda y un diploma.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...